viernes, 19 de noviembre de 2010

Posdata a Braden y a Perón

      Esta entrada podría llevar por título  'Guiso e' panza', 'Embriagada de mal gusto', 'Pasión por la autocita' o, sencillamente, 'La canción que faltaba en el tintero de Arjona'. Es un corolario de la entrada anterior, por lo tanto, deben de leerla para poder captar el sentido soterrado de las expresiones que aquí se siguen.
       (...) sea como fuere lo cierto es que ahora me duele la panza y me doy cuenta de que no puedo salir de mi cuerpo, me siento clavada en mi ser* y puedo gritar frenética como aquel otro loco desaforado del 1600 y pico "yo soy, yo existo". Pero no soy una cosa pensante, soy una cosa panzante, no soy una res cogitans, soy una res cagans (?). Lo primero es mi panza, lo segundo, o mejor dicho,  lo penúltimo es la reflexión. [PreparenseN porque aquí se viene la Arjoniada deluxe]

De lo último...
¿qué puedo decir de lo último? 
 Solo puedo decir que se sentirá una cadena liberarse

y un río de aguas cristalinas
          se llevará para cauces 
                                                        
[hacer una pausa como si estuvieran pensando, 
la mano en la quijada 
y la mirada en el horizonte]

subterráneos 
los únicos rastros de lo que antes era la escoria
         que hacía a mi ser 
        marchitarse.

       


 *ver  de la Existencia al Existente de E. Levinás donde habla del dolor y la fatiga por el esfuerzo, entre otros, como indicadores de nuestra condición de 'clavados al ser'.  
*dedicada especialmente a mi amiga Luciana que dice que yo no tengo filtro y que no debería hablar de estas cosas en público, a mi amigo Sebastián que todavía me debe los apuntes de Levinás - aunque creo que ya fluyeron hacia otras manos- , a 4º 'C' de la Escuela Silvano Bores y a todos los que me conocen!

No hay comentarios: