martes, 17 de agosto de 2010

Plegarias por Bobby

Estaba por escribir alguna anécdota graciosa, pero me topé con una excelente película basada en una historia real, recomendada por un amigo y no podía dejar de hacer lo mismo. Sé que no vale eso de mostrar casi el final cuando no se la ha visto aún, pero no me podía permitir no compartir esta parte. Las última frase del discurso de la señora, resume todo lo que he pensado y sentido sobre este tema en los últimos tiempos (y sobre muchos otros también). Se puede extrapolar a cualquier discurso, no sólo al religioso.
"Antes de hacer eco de Amén en tu hogar o iglesia, piensa y recuerda: un niño te está escuchando." Mary Griffith, madre de Bobby.



No hay comentarios: