jueves, 26 de agosto de 2010

Al que me quiera dejar sin palabras..... Ésta!!

Sobre las hipocresías, los secretos a voces, las fachadas, las verdades y las mentiras, o sea, sobre los dolores innecesarios...
Hace casi dos años que esta novela andaba paseando por los estantes de la biblioteca... por esas causalidades de la vida, casi sin querer, la comencé a leer justo esta semana... lamentablemente, nunca me sentí tan identificada en mi vida con una obra de ficción, nunca... 

Laura Restrepo, Delirio

[en las fotos] "abundan los gestos amables, los juegos de pelota, las celebraciones colectivas en escenarios confortables, los rituales predecibles de una felicidad de cajón, happy birthday to you, marcha triunfal de Aída, amigos siempre amigos, muy pronto junto al fuego, Réquiem de Mozart, el día que  tú naciste nacieron todas las flores, todo el repertorio de una vida que va cumpliendo organizadamente sus ciclos, como si lo hiciera para que el fotógrafo pudiera captarla y pegarla ordenadita en los álbumes. "

(...) "Todos los secretos están guardados en un mismo cajón, el cajón de los secretos, y si develas uno, corres el riesgo de que pase lo mismo con los demás" (...) "se abrió la caja de Pandora y las Furias se desataron"...
"Ha sido como una ley de nuestras vidas, (...) eso de recurrir al amparo del silencio cuando está por aflorar la verdad, Bien cara estamos pagando esa recurrencia"(...)"las verdades llanas van quedando atrapadas en ese almíbar de ambigüedad que todo lo adecua y lo civiliza hasta despojarlo de sustancia, o hasta producir convenientes revisiones históricas y mentiras grandes como montañas que el consenso entre ellos dos va transformando en auténticas"
(...) " yo también se jugar ese juego que se llama No pienso en eso ergo no existe, o No se habla de eso luego no ha sucedido"...

Finalmente, el relato llega a las fibras más profundas de cada quien: "adquiere el mando quien  logra controlar la sexualidad del resto de la tribu (...) [en] interpretar la vida sexual de la gente como una afrenta personal (...) ahí  anida el corazón del dolor, un dolor que se hereda, se multiplica y se transmite, un dolor que los unos inflingen a los otros"

"¡Fuera de mí, todo remordimiento!"

[Las negritas y los corchetes son míos]

No hay comentarios: